En mi vida pasada, pensaba que la clave para dejar de sufrir era…

… ¡pensar más positivo!

Más pensamiento positivo = Más Éxito.

Tiene sentido, ¿no?

Qué va…

El caso es que yo vivía perdido… psico-ilógicamente metido en un matrix de estados limitantes que parecían impedirme prosperar.

Estados tipo:

Miedo a terminar enloqueciendo de tanto ansiar, encerrado en un psiquiátrico. La locura irreversible era un temor importante (aunque inofensivo, cuando aprendí a ver lo que era realmente…).

Vergüenza por no tener la confianza que veía en otros. Por compararme. Por construir una identidad insegura.

Culpa por estar mal, a pesar de haber recibido todo de la vida.

Frustración y rabia por intentar e intentar… y no conseguir.

Entiéndeme. Pensar en positivo me ayudó mucho. Muchísimo.

Pero…

El pensamiento negativo también esconde una energía potenciadora (si te atreves a *usarla*).

Un día empecé a hartarme.

Y cambié de rumbo, 180.

Ahora, en lugar de «negar lo negativo», lo abracé como *combustible*.

(Ten cuidado con esta técnica, porque igual que te puede impulsar hacia el éxito.. te puede volver un ser infeliz y amargado)

La mayoría de gente exitosa (exitosa en todos los sentidos, a nivel cuerpo, emoción, mente, etc) ha llegado ahí – en gran parte – gracias a los pensamientos<>emociones negativas.

«¡Ya, Íñigo, pero esa gente no es feliz!»

Muchos no lo son. Verdad.

Aunque otros muchos sí.

Para mí, la felicidad – en su cómputo global – incluye placer Y dolor.

Entonces, para potenciar el éxito a largo plazo, me dedico a usar el dolor como fuente de creatividad, coraje y propósito.

La mierda me mueve, básicamente.

Antes, la mierda me hundía.

Hasta que cambié de estrategia.

Ya lo dijo posiblemente el mejor gurú que haya existido, el legendario Don Juan Matus:

«Requiere la misma energía ser miserable que hacerte libre».

Por lo tanto, ¿qué vas a hacer con todos esos pensamientos<>emociones negativas?

¿Usarlos o que te usen?

Si eliges la primera opción, aquí debajo te puedo ayudar a profundizar tus cambios, en mi newsletter diario.

Íñigo Lacasa

EXPLORA NUEVOS TÚNELES DE REALIDAD

Ahora puedes entrar gratis en la lista privada de Íñigo Lacasa, donde te enviará cada día un consejo breve y entretenido con el objetivo de ayudarte a…

  • Multiplicar tus resultados en tu desarrollo personal, evitando sobrecarga de información, parálisis por análisis y demás trampas limitantes.
  • Integrar nuevas habilidades cuerpo<>mente<>emoción de formas más rápidas, profundas y estables.
  • Alterar tus pensamientos<>sensaciones de manera efectiva para crecer, expandir y proteger tu éxito integral. 
Escribe aquí debajo tu correo principal y luego pulsa el botón azul que dice “suscribirme”.
    Tu privacidad está 100% a salvo.  Jamás compartiré tus datos con absolutamente nadie. Puedes darte de baja rápidamente pulsando un simple botón dentro de cada email, inmediatamente y para siempre, sin complicaciones.