ME PSEUDO VENDO AL DIABLO

Día 23 de la Operación Chi Sao

Ayer no hubo operación. Por eso no te escribí.

En mi vida hay días así. Donde estoy bajo energéticamente, y decido aplicar una dosis puntual de Holgazaneo Iluminado (es decir, no hago nada ese día)

Esa es una de mis fórmulas para después volver al proyecto con más vitalidad, evitando “quemarme”, y así poder seguir creciendo y aportando.

Llevamos 4 días retomando las publicaciones en YooToob…

… y se han triplicado las suscripciones por email.

¿Me estoy vendiendo al diablo usando las redes?

Es algo más complicado.

Los críticos sobre redes sociales y grandes corporaciones que me gusta leer, parece que de alguna forma las apoyan.

Dos ejemplos rápidos:

Marta Peirano usa Twitter y vende sus libros en Amazon.

Jaron Lanier trabaja para Microsoft y vendió una de sus empresas a Google.

Todavía no he encontrado a un crítico influyente que de alguna manera no apoye las redes/corporaciones, ya sea usándolas o trabajando para ellas (si lo conoces, por favor dime).

La realidad parece ser mucho más compleja. Dudo que sea tan fácil como “borrarte las cuentas” y listo.

Aceptemos que mucha gente está en las redes, y esa es la única manera en la que nos va a conocer. Luego, una vez nos conozca, podemos educarla sobre los daños que le hacen. Y luego que hagan lo que ellas decidan.

Nuestro objetivo ahora es:

Usar las redes, no luchar contra ellas. Para aportar valor al mundo, hasta que tengamos otro sistema montado que nos permita ser interdependientes entre nosotros.

Se puede vivir sin redes sociales, perfectamente, pero antes vamos a crear un sistema inteligente. Por eso estoy trabajando a fondo con un nuevo compañero profesional. Alguien que considero mi nueva arma secreta (aunque dejará de serlo en unos días cuando te lo presente).

Por ahora mi manera de prosperar y aportar mi grano de arena es:

– Distribuir contenido que educa sobre cómo cambiar la ansiedad, fortalecer tu atención, concentración, claridad mental, relajación y confianza.

Usar el Meta-Aprendizaje para volverme más y más habilidoso en el arte y la ciencia de los hábitos, para que no manipulen mi mente, o al menos no tanto como antes.

– Borrar mis cuentas personales y solo tener cuentas profesionales. No consumir – casi nada o nada – de redes sociales… y delegar completamente su gestión, para poder centrarme en actividades más valiosas como estudiar, enseñar y conectar de formas más directas con clientes y familia.

Además, Rocío y yo estamos reuniéndonos cada día porque estamos diseñando una comunidad de conexión real y evolución conjunta para Navegantes que han pasado – o están pasando – por una época de ansiedad, y que aman el desarrollo personal. Algo que esté libre de “algoritmos potenciadores de drama, falsedad y negatividad”. Un espacio donde, por simplemente acudir, el poder del grupo te influya positivamente.

Pronto contaremos más.

Mientras, seguimos pensando nuevas maneras de usar las fuerzas, en lugar de luchar contra ellas.

Íñigo

 

P.D. Actualización sobre “El Trampolín”

El otro día una suscriptora me dio un buenísimo consejo, y quería compartirlo contigo:

De: Zoraida García

Te escribo como especialista en activación muscular y biomecánica si quieres indagar muscleactivation.com

Verás, el problema no es el trampolín. Es más bien quién lo utiliza y cómo está su sistema músculo esquelético.

Igual que un ejercicio de pilates puede ir bien a una persona o empeorar a otra. Por ello no me gusta que los médicos generalicen y receten ejercicio sin tener conocimiento.

Pilates es bueno, natación es bueno. ??? Cómo? Pues depende..

Si tienes un desequilibrio muscular en el transverso y empiezas un ejercicio muy intenso conseguirás aún más estrés y más descompensación.

Me explico: si tienes un eslabón débil los otros músculos van a tener que trabajar doble para compensar, esto crea más desajustes aún empeorando el problema y creando otros nuevos.

Esto mismo, se aplicaría al trampolín. Si tu sistema muscular no está preparado para tolerar esas fuerzas (en biomecánica nos da igual el ejercicio, son fuerzas) te llevará a la lesión.

Por eso, hay que ver cada persona de dónde parte para recetar según qué ejercicios.

Esto es un resumen jeje

Espero haberte aclarado algo.

Zoraida