Hay una sensación que gana a todas.

No es la confianza.

No es la calma.

No es la claridad.

Es algo que va más allá.

Algunos Maestros de meditación la llaman…

… «volver a casa».

Yo la llamo de dos formas:

«La sensación como en casa»

Y…

«El Arte del Regocijo».

Sí, «regocijar» es un arte, mi querido sabueso.

Un proceso con el que puedes conectar *a demanda*. Y además puedes cultivarlo de formas más profundas.

Tiene dos pasos:

Primero, **conectas** con el regocijar.

Lo despiertas, lo recuerdas, lo generas.

Segundo, **cultivas** ese regocijar.

Lo expandes, lo nutres, lo enriqueces.

Aquí y ahora es cuando llega tu pregunta maestra:

¿Vale, pero… cómo lo hago?

.

.

Alterando tu estado de conciencia.

Cultivas y conectas con la sensación de regocijo a través de transformar lo que *haces* con tu cuerpo<>mente.

Aquí te dejo 4 maneras:

1. El tono de tu diálogo interno.

¿Cómo te hablas internamente cuando te sientes como en casa?

Supongo que no te hablas con tonalidad amargada y agresiva (o sí… hoy en día los gustos han evolucionado mucho)

2. El contenido de tu diálogo interno

¿Qué frases te dices en pleno momento de regocijo?

«oh, qué gozada… cómo se está de bien aquí, Dios…»

¿Qué te dices, eh sibarita?

3. Tus gestos corporales

Hay quienes creen que la química cerebral sólo se puede alterar con paz-tillas.

Qué va. Ese drama se lo dejamos a los psiquia-saurios.

La realidad es que también puedes generar químicos placenteros simplemente…

… cambiando tu fisionomía.

Preguntándote:

¿Qué gestos corporales hago cuando estoy regocijando a gustito?

Mmmmm…

Haz esos gestos ahora (estarás generando químicos gozosos).

Ya verás…

4. Las películas que construyes y recuerdas en tu mente

Piensa ahora en un recuerdo agradable de tu vida. Un momento donde te estabas sintiendo a salvo, como si tu hogar estuviera dentro de ti, en cualquier sitio.

¿Qué estabas observando?

.

.

¿Qué estabas escuchando?

.

.

¿Qué notabas en ese momento pacífico?

.

.

Recuérdalo.

Recréalo.

Ya sabes, a través de dos procesos:

1. Conectando.

2. Cultivando.

Ahora a experimentar.

Y si quieres profundizar este tipo de entrenamiento sensorial, con el objetivo de potenciar esta sensación ganadora, aquí debajo tienes más.

Íñigo Lacasa

EXPLORA NUEVOS TÚNELES DE REALIDAD

Ahora puedes entrar gratis en la lista privada de Íñigo Lacasa, donde te enviará cada día un consejo breve y entretenido con el objetivo de ayudarte a…

  • Multiplicar tus resultados en tu desarrollo personal, evitando sobrecarga de información, parálisis por análisis y demás trampas limitantes.
  • Integrar nuevas habilidades cuerpo<>mente<>emoción de formas más rápidas, profundas y estables.
  • Alterar tus pensamientos<>sensaciones de manera efectiva para crecer, expandir y proteger tu éxito integral. 
Escribe aquí debajo tu correo principal y luego pulsa el botón azul que dice “suscribirme”.
    Tu privacidad está 100% a salvo.  Jamás compartiré tus datos con absolutamente nadie. Puedes darte de baja rápidamente pulsando un simple botón dentro de cada email, inmediatamente y para siempre, sin complicaciones.