SÚPERHUMANOS DEL ÉXITO

Una cosa es desear crear la mejor versión de ti…

… y otra muy diferente es construir tu “ideal” imaginado que vive en un estado de “perfección” constante.

Siempre estoy aprendiendo sobre el éxito. Me fascina el tema. Ya sea a nivel financiero, psicológico, espiritual o corporal.

Y cuanto más estudio el éxito – y a los que estudian el éxito – más descubro que nuestros héroes y heroínas tienen las mismos “defectos” que nosotros.

Uno tiene mal humor.

Otro tiene adicción a cierta comida.

Otro pierde el tiempo en redes.

Otro gasta demasiado dinero en ropa.

Y así, cada uno con su neura personal.

El problema surge cuando el buscador (nosotros) se monta en la cabeza un idealismo radical sobre cómo debe comportarse el humano “exitoso”.

Entonces, cuando conoce personalmente a su gurú favorito, y descubre que tiene uno de esos “defectos” (tan humanos) inmediatamente ANULA todas sus enseñanzas.

Se le cae el mito.

Pero tarde o temprano uno descubre que ese mito no existe.

Yo al menos no he conocido a ningún humano que encaje en ese ideal perfecto.

Todos tienen algo.

Y está genial.

Lo máximo que “exijo” en un Maestro es un mínimo de funcionalidad en su vida personal. Es decir, cosas como no golpear a su pareja, no tomar drogas, no aprovecharse de sus alumnos con marketing oscuro, y demás gestos de decencia.

Una vez reconocida su funcionalidad, no me importa si come algunos bollos o de vez en cuando tiene mal humor.

Incluso me divierten sus neuras.

Igual que me divierten las mías.

Porque las abrazo.

Porque pretender negar esas neuras, escondiéndolas y rechazándolas, es una receta para volverse un amargado reprimido.

Seguro que hay “súper humanos” por ahí.

Puede que tú llegues a serlo algún día.

Pero mientras tanto, mejor tirar el látigo a la basura.

Y no me refiero a que te vuelvas ultra indulgente. Ni que exageres tus defectos para sentirte más especial.

Me refiero a que te permitas amar tus neuritas.

Sácales provecho incluso.

A mi me dan creatividad, regocijo y excusas para disfrutar de mi.

El principio es este:

Ámate en todo tu espectro de emociones.

Y evoluciona desde ese núcleo.

Abrazo,

Íñigo

ADEMÁS: cuando elijas aventurarte, podemos ayudarte a través de nuestros…

-> SISTEMAS DE TRANSFORMACIÓN: Descubre tu mente con uno de nuestros métodos paso-a-paso para transformar la tensión, confusión y miedo en Calma, Claridad y Confianza (haciendo clic aquí llegas a ellos)

-> META-APRENDIZAJE: Aprende cómo crear habilidades “a prueba de futuros inciertos” con este entrenamiento psicológico avanzado (haciendo clic aquí llegas al curso)